Mi Equinoccio de primavera

Publicado en por galizameigagrup

Como llevo haciendo rituales desde hace una década, no necesito estructurarlos, me dejo guiar por la intuición y voy haciendo sobre la marcha, voy creando como un pintor o un cocinero.
Hubo un tiempo que para hacer un ritual tenía que hacer una lista para comprar las cosas, velas, incienso, objetos varios. Y otra lista para seguir los pasos en el orden correcto, antes durante y después.
Esto al principio, el primer año es normal. Uno va tomando confianza con el tiempo. El respecto por lo que se hace, sin embargo, nunca se pierde, ni se debe perder.
Por esta razón, este año, he retrasado el ritual del equinoccio de primavera. Había una cuestión que no me permitía ponerme manos a la obra. Un tema personal, me rondaba la cabeza y me quitaba concentración.
Por fin una mañana ocupándome en labores domesticas, se me ocurrió la solución.
Así fue como decidí que esta primavera dedicaría el ritual a roces que tenía con algunas personas y que a pesar de mis esfuerzos, no se acababan nunca de limar. Oración:

"Por las flores, por la sabia, por el campo verde;
Por el agua que fluye fría desde la montaña;
Por las truchas que en ella nadan un año mas.
¡Acude a esta llamada!
Para restablecer el equilibrio entre las partes;
Para que las abejas acudan a su cita con las flores;
Para que las parejas se encuentren con fecunda intención;
Habla con nomos y ninfas,
que son tus amigos;
Son tu familia.
Que mis amigos estén siempre felices;
Que mi familia, viva con salud;
La armonía sea nuestro modo de vida.
¡Así lo ordenarás todo tú!"

Como lo que pido es bastante generalizado, me parece buena idea que este ritual gire entorno a un velón de 7 potencias/colores representando todos los colores que se ven en el campo en esta época del año y por los dones que pedimos que se cumplan.

 

Cada uno puede en la intimidad de su casa, crear el vórtice a través del cual, se conecta con los demás. Y para aquellos que tienen poca experiencia o todavía no se animan con la magia ritual, podéis encender un velón de color amarillo y dejarlo encendido todo el día. Debajo del velón, en un papel a lápiz, escribid vuestro deseo de prosperidad. (cosas que sean viables/posibles)
A todos nos gustaría que nos tocase la lotería al día siguiente del ritual, pero seamos serios: Un ascenso por el que habéis estado trabajando duro, resolver facturas pendientes, cambiar de empleo o encontrar uno... link

Comentar este post

Nico | mobile website templates 11/14/2011 16:48


La verdad que un pokillo de miedo da el blog